Ajenos

La azafata ofreció café y mientras aquella niña escribía en el cristal empañado, pensé que si alguna vez tuviera que escribir algún nombre en algún lado, escribiría el tuyo aunque no fuera junto al mío.

Fotografía por Andrea Belmont

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.