A veces sueño con escritores

Sueño del 1° de Agosto del 2012:

Toqué la puerta de un departamento, Woody Allen abrió y me invitó a pasar. Los muebles eran grises y las paredes blancas. Empezamos a hablar de un cuento que yo había escrito. Le pedí que lo leyera y que me diera su opinión.  El actuaba de la misma manera que las películas: moviendo las manos, cuestionando todo,  hablando de héroes o parafraseandolos, argumentando eventos históricos con voz nerviosa, graciosa y firme.

Cuando terminó de leerlo, empezó a decir que no estaba del todo bien. Necesitaba hacerle unos cambios. No recuerdo muy bien nuestra plática pero estoy segura que a mi no me agradaron sus críticas.  Salí de su departamento y me dirigí a la a calle.  Me instalé en una cafetería, me quede ojeando mi escrito. De repente Woody Allen estaba enfrente de la cafetería, el me estaba viendo con los brazos cruzados, después de unos segundos se fué y yo decidí regresar a su departamento.

Cuando toque la puerta y el me abrió lo primero que le dije fue «perdón maestro». De ahí sólo recuerdo que nos sentamos en su sala y seguimos hablando.

Sueño del 13 de diciembre del 2014:

Estaba en una fiesta, había algo de gente. La casa estaba vieja y desordenada, las paredes estaban pintadas de un color entre amarillo opaco,  hueso y beige. Estaba  platicando con alguien  y me di cuenta que William Burroughs estaba ahí.  Enseguida me puse nerviosa y alegre por su presencia.

Me acerqué a el y le dije que si le podía enseñar mis escritos. El accedió.

Mientras leía me iba diciendo que tenía que mejorar mucho. Me decía tecnicismos, pero no los recuerdo. Hacía las correcciones en el papel mientras hablaba de diferentes temas. Lo miraba sin darle descanso a mis ojos. Le veia la nariz,  boca, ojos, cabello, sombrero, camisa, corbata, tirantes, orejas, etc. Le ponía mucha atención cuando hablaba y estaba muy emocionada por el simple hecho de escuchar su voz.

Se acabó la fiesta y todos empezaron a irse de la casa. Yo lo seguía mientras salíamos.

Fotografía por Anna Paola Guerra

Xochimilco en llamas

Quiero tomarme una taza de café con todo el mundo y tener una buena plática mientras pongo música en mi celular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *