¿A qué sabe (Dh)amar?

30 enero, 2019

Me sabes alegre en esos momentos de risa incontenible y bromas estúpidas que parecen nunca acabar.
Me sabes interesante pues cada que te escucho hablar encuentro un motivo más para no pensar y escapar de mi estúpida realidad.
Me sabes aburrida y con palabras forzadas en esas pláticas de media noche cuando ya quieres dormir.
Me sabes alucinante cada que miro la forma de tus labios cuando te provoco una sonrisa.
Me sabes misteriosa cuando me miras de esa forma que aún no puedo explicar, con tus ojos clavados como lacerantes flechas en el fondo de mis pupilas.
Me sabes intrépida cada que nos escondemos de todos para estar a solas y amarnos.
Me sabes a aventura, me sabes a licor, me sabes a desprecio y amargo dolor.
Me sabes a manzana con ese labial rojo que me pone a temblar.
Me sabes a vergüenza cuando a oscuras tenemos que estar para evitar mirarnos desnudos bajo las luces incandescentes de la ciudad.
Me sabes a misterio cuando no te veo y me pregunto dónde estás.
Me sabes a rencor pues desde que te fuiste todo tiene un amargo sabor y mis papilas gustativas se niegan a probar el veneno de alguien más.

Ahora todo me sabe a soledad…

¿Alguien más quiere probar?

Fotografía: Tomé Duarte