8:03 AM

Dolor de cabeza, boca con sabor a ti y la luz de la mañana.
Espero nunca despiertes como yo lo hice…
Saberte de la cama vacía después de querer tanto.
Lo hecho, hecho está y aunque me sienta morir,
prometí que mi padre nunca me volvería a ver llorar por un hombre.
Buenos días.

Fotografía por Martin Canova

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *