24

Me dueles hasta la punta de los dedos.
En cada uña y en cada cabello. En la boca del estómago. En la habitación vacía
Me dueles cuando no sé qué ha sido de ti o si ya me olvidaste.
Me dueles cuando sé que ya tienes a alguien más y me dueles cuando me rechazas crudamente.
Me dueles en cada respiro y cada sollozo.
Y me dueles aún más cuando lo único que puedo hacer es sentarme a llorar.

Fotografía por perezful

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *