1661 palabras

20 mayo, 2020

Las peores sensaciones que experimenté cuando te fuiste, fueron creadas por mis propios pensamientos, como si mi propio subconsciente disfrutará atormentándome y por más que yo le decía:

¡Ya basta!

El solo no comprendía que él y yo éramos uno mismo, que esto no era nuestra culpa, no me escuchó, él solo siguió atormentándome, yo le había arrebatado lo que más amaba.

En su momento fueron sensaciones realmente difíciles a las que me enfrente (ansiedad/depresión).

Si bien hoy ya me siento mejor (la mayor parte del tiempo esto ya me causa risa y me siento feliz), admito que dentro de mi existe un poco de rabia y enojo por ser tan pendejo…

Porque durante un tiempo la persona que más amaba, de la que más necesitaba, por años me hizo creer que yo era una mala persona, solo así logro ser capaz de no sentir culpa por todo lo que me había hecho (en la actualidad sigue usando el mismo viejo truco).

Dicen que un hombre no debe hablar mal de una mujer, yo no quiero hacerlo y tan poco quiero plasmar en mis escritos el odio, sólo serían palabras desperdiciadas, así que solo responderé una pregunta, el resto lo guardo para mí.

¿Porque me da risa algo que en un su momento me hizo sufrir tanto?

Porque ya no la amo, porque por fin la superé, su ausencia ya no duele más…

Cuando una persona nos abandona, nos engaña, experimentamos sensaciones que nos hacen sentirnos sumamente tristes, a veces hasta llegamos a sentirnos miserables y cuando sentimos esas sensaciones, nos olvidamos de nosotros mismos, hacemos un millón de locuras para que esa persona se quede a nuestro lado, aun sabiendo que los comportamientos de esa persona solamente nos hacen daño, simplemente nos aferramos a seguirlas amando, a mí me tomó años superar su ausencia y comprender que ella no me amaba o que simplemente dejó de hacerlo, tal vez ella ya salía o se acostaba con alguien más y pienso, bueno eso está bien, ella tiene el derecho a ser feliz, lo que no está bien es la manera en cómo al final te tratan, como poco a poco te van haciendo mierda, solo te van culpando de todo lo que ha pasado, aunque ellos sepan que son sus errores, jamás los admitirían, porque no son capaces de decir la verdad, lo más fácil para ellos es mentir, culparte y así evitar el remordimiento.

Pero con el tiempo te das cuenta de que el malo no eres tú y cuando por fin superas esa difícil situación, porque créeme lo harás, abra preguntas que te harás tú mismo.

Para mí fueron:

¿Porque la ame tanto? ¿Por qué le sufrí a una persona que me entrego tan poco? ¿Por qué apoye a una persona que nunca hizo lo mismo por mí?

Luego las respuestas llegan por sí solas, comprendes que es porque eres una gran persona, una que sabe amar, que no sabe mentir, una persona que está lista para apoyar a otra cuando lo necesita a pesar de que ellas no hacen lo mismo por ti y justo ahí, descubres que maduraste.

A pesar de que a una persona le des lo mejor de ti, eso no te va asegurar que ella se quede a tu lado, puede hasta que te trate mal como me sucedió a mí y al final es por eso que duele tanto cuando la persona se va de nuestro lado.

Hoy en día ya no siento que valga la pena escribir sobre ella, pero sí de la experiencia que esa relación me dejó, aunque es difícil, lo más sano que podemos hacer es soltar ese primer amor.

Hasta hace unos días me sentía feliz porque tenía una nueva lectora, ahora no puedo ni dormir.

Creí que por fin había encontrado una compañera en esta nueva etapa de mi vida.

Quisiera poder decirles que la llegada de una nueva persona es la solución instantánea para dejar de amar a otra, pero no es mi caso, ella tardó 10 años en llegar a mi vida y las cosas no han resultado muy bien para nosotros, por lo que me asusta el hecho de que cuando lea esto, lo de nosotros se habrá acabado.

A mí antiguo amor:

(Se que aun lees lo que escribo y aunque no te pueda ver, ya me imagino tu cara de felicidad cuando llegues al final de esta historia, sé que te encanta verme sufrir).

Te tengo que contar que regresé a la casa de mis padres.

¿Recuerdas a mi ex novia Sofía?

Era la chica de la que estaba enamorado en la secundaria, (una antes de ti).

Volví con ella.

Desde el primer día que llegue me dio curiosidad saber si ella también se encontraba aquí, así que le mande un mensaje, que para mí buena suerte no tardó en responderme diciéndome que sí, así que no perdí el tiempo en invitarla a salir.

A pesar de nuestra ruptura siempre hemos mantenido una buena amistad, tanto así que cuando yo volví a retomar mi carrera ella me escribió para felicitarme y ofrecerme su ayuda, ella es una persona muy inteligente al grado que ya domina 2 idiomas.

Bueno, cuando por fin llego el momento de volverla a ver yo me sentía muy nervioso, recorrer las calles por donde antiguamente caminábamos tomados de las manos, me hizo recordar vagamente el tiempo en el que estuvimos juntos…

Al estar afuera de su casa sentí esa misma sensación mientras ella se acercaba para abrirme el portón.

Te ves más hermosa de lo que recordaba – le dije-

Tú solo te sonrojaste y respondiste:

¡Vamos! quiero ir al mismo sitio que solíamos visitar.

Ya estando ahí mi mente comenzó a recodar muchos momentos, ¿no sé si hayan visto la película de IT o El efecto mariposa?, donde ciertas personas abandonan el lugar donde nacieron y olvidan todo, pero al llegar comienzan poco a poco a recordar todo lo ocurrido, bueno más o menos así me sentía yo, solo que todos estos eran buenos recuerdos.

Durante nuestra cita ella me hablaba de muchos momentos que yo no recordaba, era como si yo nunca hubiera vivido aquí, como si me estuviera describiendo a otra persona, yo solo la escuchaba atentamente.

Después de esto nos seguimos frecuentando, nos gustó tanto nuestra compañía que hasta volvimos.

Todo iba bien hasta que sus padres se enteraron de que estaba saliendo conmigo y desde entonces ya no nos hemos vuelto a ver, ya no la dejan salir, solo hemos hablado por Messenger.

Ellos simplemente no aceptan la idea de que su hija salga con una persona que estuvo casado.

El divorcio me ha traído muchos problemas, no solo con mi ex pareja también con mis padres, ellos aun no superan el hecho de que mi matrimonio haya terminado.

En la ciudad esto es de lo mas normal del mundo, porque un divorcio pone fin a la infelicidad, pero en un pueblo esto es totalmente diferente…

Lo primero que hacen es señalarte y decir:

(Ese es el fulano de tal que dejo a su familia).

Vivir aquí resultaría de lo mas difícil, pero aun es pronto para hablar de una vida juntos ya no tenemos 15 años, se supone que ahora somos personas maduras.

Extraño mucho cuando venias a la casa y pasábamos horas besándonos en mi cuarto, contigo ya no me sentía tan solo, pero estando lejos son historias muy diferentes, ya no sé qué hacer…

Entiendo como te sientes en la casa de tus padres, pero ya no creo ser la persona correcta para tu vida, simplemente no puedo enfrentar esto, ya he estado en esta misma situación en donde los padres de mi novia no me querían y eso jamás cambio, es mas creo que ahora me odian más, tampoco creo poder lidiar con la distancia.

Debo seguir aprendiendo de mis errores, si no seguiré arrastrando las mismas situaciones a mi vida una y otra vez…

Esta vez solo quiero hacer las cosas bien, vivir el noviazgo de una manera saludable, conocer y ser aceptado por sus padres, todo a su tiempo y sin idealizar a la persona, solo ser nosotros, para que al final las mariposas no se transformen en monstruos y contigo por el momento esto no es posible.

Tú familia, la mía, las personas de este pueblo me ven como una persona mala por el hecho de estar divorciado, a ellos no les importa si escribo, si soy el mejor de la clase, si tengo un buen empleo o si soy lo correcto para ti…

Y tampoco puedo explicarle a cada una de estas personas de este pueblo, que soy lo mejor para ti.

Nuevamente siendo honesto mis gustos si son algo raros, tal vez por eso simplemente siento que no encajo aquí.

No tengo nada en contra de las personas que ven series en Netflix, de las que tienen cuenta en Spotify, de las que les gusta el reggaetón o están pendiente de las vidas de los artistas o youtuberos… Pero a veces pareciera que ellos si tienen algo en contra de mis gustos y de mi estilo de vida.

Yo solo soy un tipo:

Que escribe en su vieja PC de escritorio con Windows 7, que escucha su música favorita descargada ilegalmente de internet, que tiene las mismas playeras básicas blancas y negras en su armario, el mismo peinado, un celular de gama baja con FB Lite, pero no critico ni estoy pendiente de la vida de los demás.

Me pregunto:

¿Tan difícil es mantener una relación conmigo?

Dejaré que esa pregunta la respondas tú.

Estoy seguro de que esto no será un adiós definitivo, ya pasaron 10 años, siento que todavía podemos esperar más…

No sé qué será de nosotros a partir de ahora, pero antes de irme quisiera darte un último regalo, ese regalo se llama:

Saint Motel- Cold Cold Man.

Esa canción nos mantendrá juntos a donde quiera que vayamos.

Cuídate, espero que nunca olvides que te amo.

Fotografía por asketoner

por

Jesús Rey, ¿Nació? En el Barrio de la Soledad Oaxaca (1994). ¿Estudió? Administración y Contabilidad en la Universidad Humanitas Santa Fe. Cuándo era niño pasaba horas encerrado en mí habitación escribiendo cartas, hoy escribo novelas.

Comments 2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *