Ya lo sé, no soy buena compañía
últimamente ando algo deprimida,
habitualmente bebida,
y en los momentos de lucidez, planeo huídas.

Ya lo sé, no conoces otro yo
sólo este, amargo y roto
que a veces te ruega un abrazo a regañadientes,
una esnifada a tu pelo.

Ya lo sé, que todo eso no es amor,
que es la niña que llevo dentro
que ruega atención
algo de cariño por un momento.

Ya lo sé, me dirás que todo eso lo tenía
y lo aparté,
que no me valía.
Pero la cama se ha convertido en un océano.

Fotografía: Delfina Vazquez

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.