El truco es no examinar las cosas muy de cerca.