Y luego pienso en ti

A veces me quedo un rato pensando en cuánto hemos crecido y cambiado a través de estos cuatro años, pienso en la cantidad de personas que han entrado a nuestras vidas y nos han hecho mejorar.

También es bueno recordar con cariño a quienes ya no forman parte de nuestro día a día, pero que dejaron gran marca en nosotros.

Y luego pienso en ti.

Pienso en ti y no me alcanzan las palabras para describir ese sentimiento.

Solo me queda agradecer por estos cuatro años de amor real, con altas y muchas bajas, muy juntos o con medio país entre nosotros, pero siempre tan unidos como aquel 11.

Fotografía por Franck Jessueld