Una más (uno menos)

Salimos 2..3..4 veces; Intercambiamos mensajes, fotos, salidas y besos.
Terminamos en su casa solo para vaciar sus testículos y mi corazón;
Un beso de despedida y nada más.
No volvemos a hablar.
No volvemos a vernos.

Siempre las mismas preguntas en mi cabeza:
¿Es en serio? ¿Otra vez? ¿Por qué? ¿Hice algo mal?

No estoy feliz, ni triste, ni enojada. No siento nada.
Lo que tengo es un vacío; ese de cuando se acaba algo que ni siquiera ha comenzado.

Dejé de creerme los
“Eres la mejor”, “Buenos días, hermosa” “Te extraño”, “Muero por verte”, “Me encantas”, “Eres increíble” incluso los «Te quiero»

Al final siempre soy una más…
y él uno menos.
Soy la mujer que todos quieren pero no de la que se enamoran.

Fotografía: Franco Carino Zanotti