Transeúnte #1

La llamada que me hiciste a las 3 AM y nunca contesté. Una carta de 8 páginas que me mandaste por mail. No te preocupes, tu chaqueta ya está en recepción. La chica que habla francés. Dos playlist, una para ella y una para mí. Princesa en griego antiguo. Tus camisas manchadas. Dos citas en 5 años. Tres libros, un par de vinilos y uno que otro CD. El peluche robado. Nuestros sofás rotos por movimientos lascivos. Tu carita de «Eres la puta que más querré en mi vida». Dos boletas, un concierto y teatro para el alma.

Ser o no ser.
No, no ser.

Dos gatas y los perros que no eran míos. Elvis a todo volumen en mi habitación, diciéndonos al oído que sería para siempre. Las mil quinientas cartas regadas por tus escaleras. Escarcha y estrellas sobre tu cubrecama. Un collar de algún museo de no recuerdo dónde.

Nefertiti. Si. Siempre tu princesa.
Artemis. Si. Siempre tu guerrera.

Mis labios rojos y pestañina negra . El delineado en mis ojos y la lencería que te enloquecía. Canción animal en tu tocadiscos. Más movimientos lascivos. Realmente es lo único que existente entre los dos. Blue Hawaii y limonada de cereza. Dos malteadas y papás a la francesa
Aquel disparo dado a quemarropa, ese que me diste cuando mencionaste que nunca te enamoraste de mí. Unas trescientas canciones y dos poemas. Video games como despedida en un festival de música. El fragmento de mi libro favorito, ese que te dijo adiós.

Fotografía por Martin Canova

Guardado en Colaboraciones
Roja
Autor

Déjà vu, diseño, fotografías análogas y caminatas sin rumbo.