Tragedia ochentera

Podrá pasar muchísimo tiempo y sé que me recordarás escuchando I Ran.
Y sabes que te recordaré escuchando The Killing Moon.
La ley de Murphy hizo lo suyo una vez más.
¿Tenía que ser así realmente? ¿Por qué no pudimos tener afinidad electiva violando las leyes del sistema cerrado de la física newtoniana?
Un viaje en el tiempo, eso hemos sido desde aquel día de 2015.
Hoy volví a ti. A las ganas de vender tu playera blanca después de uno de esos días dónde me sentí eterna.
Hace una semana que me fui de tu vida, no volví a saber más de ti. No volviste a saber más de mi. Es inútil, no siento el adiós. ¿Pero existe un adiós después del descubrimiento de Dirac?
Te aborrecí por cinco segundos. Después supe que no me había enamorado de ti por casualidad. ¿Entonces por qué? No lo sé y probablemente nunca lo sepa. La historia esta donde al parecer eres un personaje ficticio.
Y sabes que te recordaré escuchando The Killing Moon.
La Ley de Murphy hizo lo suyo una vez más.