Te pido una última cosa…

Todos me dicen que ya no piense en tí, que haga cosas por mí, que haga cosas para distraerme, como si pudiera controlarlo en un santiamén y realmente no entienden lo que siento y si a veces pasa que te sientes incomprendida por todos los de tu alrededor, pero esta vez es diferente…

Esta vez en serio pensé que yo estaba bien, pero hoy desperté y siento como si hubiera dado pasos atrás cuando pensaba que podía recordarte sin que me duela, yo misma me estoy encargando de dejarme en claro que no es así, que aún duele y aún te llevo dentro…Te extraño como si todo fuera reciente y como si hubiera sido algo de mucho tiempo, y es cuando ahora comprendo gracias a ésto, que el tiempo sí es relativo y me siento estancada, paralizada. Por favor regresa, o no… Ni siquiera sé si te quiero de regreso…

¿Sabes? No sé cómo estoy diciendo esto en voz alta, porque no es lo que mi corazón quiere realmente. No regreses, no merezco mendigar amor de nadie y sobre todo, no merezco conformarme con amores a medias, indecisos, burlones.

Te lo he dicho miles de veces, te amo hoy y te voy a amar siempre, al parecer esas palabras para ti son solo eso, palabras, pero para mí, son palabras que se dicen ciertas veces durante toda tu vida.

Te amo: una combinación de palabras que no desperdicias, que las dices en contables ocasiones.

Y no te escribo porque prometí no hacerlo, pero no dudes en que me haces falta o tal vez no, es tan confuso, yo soy confusa, no estoy segura si estoy caminando poco a poco hacia adelante o si estoy corriendo hacia atrás. Espero que sean los últimos días que piense en ti.

Te lo dije y te lo vuelvo a decir, porque lo sigo creyendo, eres el amor de mi vida y solo estoy sentada viendo como te vas sin luchar, y es tan cansado que esta vez yo me voy. Yo no perdí, a mí me perdieron. Puede ser que yo haya perdido alguien que no daba nada por mí, pero tú perdiste a alguien que no le importó perder la dignidad con tal de no perderte a ti.

Te pido una última cosa… No sé que hiciste conmigo, pero definitivamente ésta no soy yo. Regrésamela, regrésamela por favor.