Sólo un rato

Te lo dije claramente,
te advertí que no me leyerás,
que eran peligrosas mis letras,
tanto como mi lengua.

Ahora ven, que aquí me tienes,
esperando con ansias que me tomes libremente,
deseando tus labios,
el sabor de tu piel,
y saldar todos los días que no nos pudimos ver.

Aunque te trate como a ninguna,
y mis letras enciendan hogueras.

No te emociones, ni te hagas ilusiones
será sólo un rato,
tiene que quedarte claro,
que mi corazón esta fuera del trato.

Fotografía: Kevin James Neal