Sin título

Me acostumbré a conocer la destrucción, a esperar que me rompieran y renacer de eso. Eso me satisface de alguna manera.

Nos auto destruimos y renacemos de eso, nos desvanecemos y escribimos sobre eso, nos enamoramos y escribimos sobre eso, enloquecemos y escribimos sobre eso.

He enloquecido, tal vez empiezo a pensar que me enamoré, que en serio me enamoré esta vez.

No espero que me rompas,que te alejes de mi y me lances pretextos tontos. No espero nada, solo se que te quiero, que te adoro, que podría escuchar tu voz todo el tiempo y degustar tus labios todos los días.

Se que en mis sueños más estúpidos apareces tú y se vuelven significativos.

Fotografía: Nik To