Realidad

Ya me sé esta historia, ya sé a donde va y en qué termina. Creen que disimulan y pasan desapercibidos pero no es así, son cosas tan simples que los delatan. Presta mucha atención y toma nota: Van a empezar a hablarte de cosas que quieren hacer, planes, viajes y tú vas a estar fascinada soñando despierta con la idea de que quizá esos planes algún día los realicen juntos, pero no. El acompañante no está incluido, cariño. Cuando menos te des cuenta esos planes lejanos serán una realidad cercana y poco a poco te irás desvaneciendo… Porque un alma libre, bueno al parecer cualquiera, no podría pertenecer a tu lado. Y entonces, seguramente termine, pero sonríe, quizá algún día si puedas ser el copiloto designado.

Fotografía: secondary images