Quiero meterme al mar

Cae la tarde desesperada por ser la protagonista de lo que queda del día y ver el ultimo rayo de sol, mientras la observo tomándome un café a la orilla del mar.

«Sabes que podemos ser uno con el otro al meternos al mar?»
-Se escucho una voz palpitante dentro de mi.

Ante el hecho traumante de escuchar a mi subconsciencia hablarme, tome otro sorbo de cafe, pero ahora este sorbo de café imaginaba que era un mezcal ahumado, por eso de la mexicanada de agarrar valor.
Tome ese sorbo y conteste:
«Que garantía me das tu de poder sentirnos uno en el mar?»
«La garantía no te la doy yo, te la da el mar,»- Volví a escuchar esa voz peculiar.

Decidí meterme al mar sin mas que esperar, total soy solo yo misma dándome ideas.

Fotografía: Terry Magson