Que sea otra

Sé que no éramos, ni somos nada y en más de un año no pedí nada más que el tiempo que podíamos pasar juntos; Te busqué, insistí, entendí, perdoné.. repetí
y de repente… BUM!

Los mensajes se acabaron, las ganas…, los emojis sugerentes, el fomo por GoT, la referencias a los Simpson, el “send chelas” como pretexto, el “no debo nunca jamás quedarle mal a usted” y las “atsiones” que lo reflejarían nunca llegaron… Ni un puto msj en mi cumpleaños.

¿Hice algo mal? ¿Se acabó mi tiempo? Para qué preguntarlo sí debí notarlo…
Ver publicaciones de y hacia otras; Detalles a otras que nunca tuviste conmigo ni como amiga.
El mínimo interés a responderme » sí o no» la última vez que invité los mezcales a mi depa.
Un año y solo soy una más…
Una «amiga» más, una “groupie” más, una cuenta en tus redes sociales, una morrita más
pues a la verga!

¡Que sea otra!

La que hace todo por llamar tu atención e ignores sus comentarios,
La que es nueva en tu Instagram y likea todo;
La que lleva años enamorada de ti o a la que sí le regalaste una playera…
Con la que te tomaste una selfie que merecía un corazón; La que no te pela,
La morra que tiene contactos, la bonita… ¡Qué se yo!…
La que quieras.

¡Que sea otra!

Al final ya entendí que no iba a ser ESA.
Al final siempre soy una más y tú uno menos.
Al final soy la mujer que quieres pero no de la que te enamoras.

Fotografía por Missy Prince