Película mainstream

Tus besos en mis hombros, el sexting de media noche, nuestro sexo mensual, los dientes de león junto con esos mensajes matutinos de «Buenos días», las caricias en mi espalda mientras apoyas tus labios en mi frente, esa agradable sensación de tus manos en mi cintura desnuda cuando me comía tu boca, el olor a cigarro y el humo que rodea tu alma.

Sólo puedo imaginarte a ti entre mis piernas mientras me susurras «muñeca» al oído

Somos una triste metáfora.
Somos una película mainstream.
Somos sólo una ilusión montada en mi cabeza

¿cómo olvidar algo que jamás sucedió?

Te quise tan fuerte y en voz alta, pero sólo recibí tus susurros
Te escribí 3 cartas y 20 mensajes, cada una más desesperada que la otra
Te dediqué poemas porque el desamor es más fácil en palabras ajenas.

Diste un paso en falso y yo di tres, hicimos jaque mate a la vez.

Reventar en llanto a la 1:34 AM jamás ha sido la mejor de las opciones, pero ahora míranos aquí, poniendo nuestro corazón en una ruleta rusa y disparando a quemarropa para volarnos la cabeza.

Lo siento, pero soy de amores fugaces, de pasajeros y verano.
De enero a marzo, de marzo a abril, de abril a julio.
Soy experta en recordar todas las veces que me han roto el corazón y contigo no es la excepción.

Fotografía por Alex Hulsey