Parque de atracciones

Aquí todo es tan efímero, como las historias de una mujer que traiciona a su marido.

Todos buscan sentirse bien gilipollas cuando el amor llega y se les va.

Hasta ahora entiendes cuando digo que necesitamos encontrar otro sitio, donde no podamos dormir ni morir; hacer un viaje astral y descubrir hasta qué punto puede llegar el alma sin necesitar el cuerpo.

Necesito sentirme dentro de tu espejo, vibrar y jugar con el tiempo.

Necesitamos llenarnos de música, viajes, letras, remedios, sonrisas, perspectivas, fotografías y consejos para no perder nunca la autoestima.

Quiero que huyamos a ese gigantesco parque de atracciones, llenarnos de luces artificiales, dejar pistas confusas en el césped y olvidar que también nosotros somos «pasajeros«.

Fotografía: Laurencja Zurek