Parpadeos del subconsciente

Es que mis ojos no te vieron primero, sino mis sueños, mi subconsciente.

Por eso sé que en el mundo material hay menos de lo que en realidad vale la pena, y que en esos puentes interneuronales, de ideas conectadas entre cuerpos y almas, ahí estamos.

Tú y yo, y ellos, los otros, los que quieren hacer de esta vida un lugar más verde, bondadoso y sereno.

Sé que si cerramos los ojos nos encontraremos, porque compartimos la corazonada de que sí hay un cielo, sí hay paz en las acciones pequeñas y los detalles.

Estas palabras no sé para quién son, pero sé que cuando las leas las sentirás en tu corazón.