O una, o dos

Podría escribir tanto y llegar a ser odiada o amada por los demás. Al final de cuentas siempre existe la persona que se siente inferior por cualquier situación, comentario e incluso presencia de alguien más. Terminan dando indirectas de cualquier índole para intentar darle en donde más les duele (según ellos). Cabe mencionar que el carácter y personalidad de alguien, no puede engañar, quizá las palabras sí, pero lo que hace que una persona sea natural sin reestricciones es eso, no engañar, sea amada u odiada, aborrecida y detestada.

Muchos dicen no tener enemigos, pero son intensamente aborrecidos por sus amigos… Les duele que les diga la verdad. La sinceridad no es lastimar, es decir las cosas tal cual, hay gente que insultándote ya se siente libre y despejada por haber dicho lo que trae a rastras. Eso no es ser sincero, eso es ser mierda.

Lamento decirte que…

Fotografía por Stanley Bloom