Nos faltó un momento

Nació el adiós,
así, casi como los días,
casi de repente, sin marcha atrás,
sin dejar una salida.Se me iban una a una las palabras
mientras tu te despedías,
se me fueron acabando entre estos versos
mis anhelos, el corazón y la alegría.

El tiempo se nos hizo corto
y el último abrazo fue tan lento.
entre las cicatrices mire tu rostro y tu sonrisa,
pero nos faltó un momento.

Admito que aún te extraño,
y más todavía, que después de varios meses,
sigues siendo lo que más amaba,

entre mis versos, lo sigo escribiendo a veces.
Sigo tomando el bolígrafo de noche,
casi cada que llueve,
cada que nacen las flores,
cada vez que siento que tu recuerdo muere.
Camino por la vía alterna a tu tu recuerdo,
esa que me hace conciliar el sueño y me hace sentir herido.
Ahogado entre el sonido de tu risa por mis sueños

pinto deliciosas despedidas entre nuestros hijos.
El amanecer y atardecer son juramentos que se vuelven realidad entre las lineas.
Promesas que van con nosotros, casi hasta de nuestras vidas.
pero déjame decirte que aunque tengamos una platica pendiente,
sigue faltando entre nosotros un momento, un instante, un beso o la muerte.
Como cada madrugada nos faltamos, te fuiste y yo estoy lejos.
Quizá, tan lejos el uno del otro que ni lo imaginamos.

Fotografía: Anton Fadeev

Guardado en Colaboraciones
RetoGr
Autor

Y puedo ver el brillo de tu amor detrás de esa mirada, puedo sentir el filo del dolor que esconden las espinas...