No pude pensar en algo que ya deje de llevar tu nombre

No vamos a poder medir el éxito en besos ni en caricias, tampoco en los ojos llenos de lágrimas después de decir «Sí se pudo» o en la sonrisa después un logro más porque ni tu ni yo estaremos uno al lado del otro para vernos cumplir lo que un día tanto quisimos.

«Dime qué quieres hacer y lo hacemos»
En tus palabras. Apoyo que me impulso a ser lo que soy hoy.

Nada aquí tiene sentido o coherencia pero siempre ha sido así cuando hablo de ti y de los sentimientos que me hiciste tenerte, que sepas que transformaste mi vida y lo seguirás haciendo y si me necesitas llámame, si quieres un abrazo pídemelo, si extrañas un beso te lo daré, si quieres que te escuche correré hasta tu casa y si quieres recordar como es despertar con alguien que quería decirte te amo. Aquí estoy y estaré.

Seguiría cruzando la ciudad a la hora que fuera con tal de verte dormir.

Fotografía por Amanda Aura