No me extrañes

Que la vida te da, te enseña y te hace creer que eres afortunado, por tener paz y armonía y así un día sin querer, sin pensarlo nos arrebata todo, nos sacude, nos transforma. Nos deja caer sin temor al dolor, ese que te cambia para siempre, ese que llevarás toda la vida para recordar lo que un día fuiste y ya no volverás a ser.

Y después de mucho dolor, soledad y búsqueda interior te encontrarás sentado solo con una taza de café pensando en lo que no volverá jamás y que extrañaras todo lo vivido….

P.d: No me extrañes, solo olvídame.

Fotografía: Marton Gosztonyi

Susan De la Cruz

Comunicóloga de profesión, amante de fotografía y apasionada de la lectura, me pierdo interminablemente para poder un día encontrarme con el amor de vida que un día dejé bajo la lluvia.