MERAKI

                                                  Un poco más de mí…

Me gano la vida trabajando humildemente de mesero, mis padres y mi familia me enseñaron que la humildad es lo primero, mi madre me dijo que a toda niña le fuera muy sincero, mi padre me dijo, que en la vida no lo es todo el dinero. Nací el 25 de marzo, ese día recibí y me dieron el mejor abrazo, mientras mi madre me sostenía en sus brazos. Después de 9 meses de embarazo, decidieron ponerme
Andres Anguiano. Mientras yo les cuento lo mucho que quiero a mis hermanos he sufrido por amor, he sentido dolor, me han mentido, me han traicionado, me han pisado el corazón, pero también he conocido niñas inolvidables. Y por cierto, aún que no parezca muy amable, responsable y amigable. A mí corta edad conozco el desamor, el dolor, la traición, y la felicidad. Conozco más a la tristeza siempre ronda en mi cabeza pero como me dijo mi padre, hay que ser fuertes, y tener el corazón y la mente sin que les falte una pieza… Ah y un consejo, no te creas más de lo que eres, si no lo que ves en el espejo.

Fotografía por Lars Wastfelt