Lula…

Se que ya no debería escribirte.

Las cosas terminaron de una forma extraña, sin preámbulos, sin replicas, sin discusiones, ni platicas posteriores. Creo que ha sido una despedida seca, solo el adiós que tanto habíamos prolongado.

Te diré la razón de irme y dejarlo todo así; ¿Recuerdas la ultima vez que nos vimos?. Bueno pues ese día me quedo muy claro que entre tú y yo jamás habría nada, tú me lo dijiste, rompiste toda la esperanza que yo tenia de estar contigo.
Lo que paso días después las dos lo sabemos y lo tenemos claro, supongo que ahí fue donde ya no pude más. Te escribí despidiéndome, no esperaba que me contestaras con un “Quédate, no te vayas” en realidad si, pense que en algún momento lo escribirías pero eso no paso.

Las cosas son simples, ya no podía más con que un día me quisieras muchisimo y al otro alguna palabra rompiera toda la atmósfera y me dejaras en visto, me ignoraras. Siempre seras esa persona con la que me hubiera gustado pasar el resto de mis días. Se que las cosas terminaran y si, quizás no volvamos a cruzar palabra, ni una mirada, ni nada.

Quisiera regresar el tiempo, tan soló unas semanas, pero me queda la duda, ¿Qué hubiera pasado si leías el mensaje?, ¿Esto iba a cambiar?, o simplemente volveríamos a lo mismo

Teníamos todo para ser una pareja, no perfecta, pero si con una buena sintonia, sólo que nunca quisiste dar el paso y si, estas en todo tu derecho de decir que no tenias la confianza, que no podías tener algo conmigo.

Ya no es justo decir de quien es la culpa, quien hizo más o menos, soló hay que despedirnos como se debe; deseándote la mejor de las vidas, esperando que encuentres a la persona indicada (Si aunque este muriendo por dentro al escribirlo), que seas completamente dichosa.

Ojala me hubieras dicho antes que me amabas y no cuando te diste cuenta que estaba con alguien más.

Fotografía: JUSTIN vogel