La marrana más grande

Rotalapalabra y rota la costumbre:

yo seré la marrana más grande de este mundo.

Me meto por el ano tus libros de superación personal

nunca superaré los traumas de tu sociedad, seré la

marrana más gorda que se traga tu suciedad, seré la cer-eza

del pastel de mierda que te comerás, seré, sobre todo, el himen ya

roto, la puta rozada, la hija ya muerta, seré el silencio que obligas a romper

porque tu cagada no te deja dejar-me ser,

seré amante de Satanás, soy la zorra de tu Dios. Y

diría la parálisis permanente me gusta ser una zorra

pero no la de las marionetas sino la de las ultrasónicas.

Seré XX y XY, también cis bi hete, seré porque ya no importa, porque cuanto más grita la

marrana más te tragas sus vísceras en tacos con salsa roja.

Yo destrozaré esta maldita ciudad de mierda, porque vives en ella,

porque te destruiré, siempre reapareces, siempre volverás,

te destruiré en este mundo, en esta dimensión, aunque aparecerás en otras.

Destruiré este punk, a todas tus bandas culeras, reconstruiré el punk, con toda mi mierda.

Y quemaré tu cara de negro, y seré finalmente

la marrana más grande de este puto mundo.

La poesía suave no debería existir, es basura y evasión;

los poetas deberían morir, como el punk, como tú, para

reaparecer en otro tiempo, en otra era.

Y te odio, y te odio tanto que te muerdo en cada sueño:

la suavidad es una mierda evasiva y yo soy la marrana más grande

en este jodido umbral de tierra.

Fotografía: Emilio Ramírez