La estrella de cada noche

Hoy me acordé de ti, como todos los días del resto de mi vida.

Hoy me acordé de ti, de tu bondad, y como te admiraba por ser tan buena
, justa y amorosa.
Hoy me acordé de ti, y me di cuenta que yo soy así. Aprendí bien. Aprendí de ti.

Hoy me acordé de ti, y detesto que no estés aquí.

Hoy me acordé de ti, y te escribí.

Hoy me acordé de ti, ojalá supieras como haces falta aquí.

Fotografía por Pierre Wayser

Crissa G.
Autor

A Crissa no le gusta su nombre y jamás se le calientan los pies.