invertebrados

nada nos sostiene:

el magnetismo
la mueca invisible
se han ido

nada nos une:

ni la materia
ni el vacío que se
forma en el estómago
en el pulmón al
asomarse a ese acantilado
rocoso

del amor

no hay remanentes

ni restos
ni huellas
ni el imán
ni el acero

nada

tú y yo hemos
muerto
sólo hay de nosotros

pequeñas
nostalgias

imágenes cada

vez
más
diminutas
en el horizonte de la
memoria

digo regresa
digo vuelve

y nada nos
sostiene

Fotografía: ding ren