Fragmento de la madrugada de siempre

El estudio del vuelo del alcatraz en medio de la tormenta. Así es, quiero encontrar el extracto, la oculta voz, a través de la alquímica posesión que debe ser perpetuada. La historia es sobre cómo la historia se escribe mientras se vive, siendo historia y vida a la vez, la situación de un personaje es incierta y de alguna manera inexistente.

Se esperan climas fríos en los próximos días.

(La sintonía es incorrecta).

Oh poesía, me abandonaste en mi hora más feliz.
Se espera la espera que terminó siendo un camino místico en el que no entiendo absolutamente nada. Componiendo la música que descifro en las vías del tren a las dos de la mañana imaginando los cigarrillos consumidos en el enfisema pulmonar. Tos y tos, cara a cara con la elocuente vecindad, he encontrado el espécimen más híbrido que pude encontrar. Supuestamente estoy escribiendo las primeras páginas del libro que no se puede escribir porque este lenguaje simplemente no cuenta con los parámetros necesarios. ¿Cuáles son? Es el free jazz, señoras y señores, encapsulación enfermiza madrugada. Veinte mil y pico palabras no son nada, nadie nadando. Qué miedo me da la marea invernal del norte. Cada una de estas palabras es una palabra clave. Ahora imagínate la cantidad de universos. Se cree que este arte surge del aire. Se cree. Pero por supuesto todas las obras ya fueron escritas. Vivo en un mundo blanco en el que la noche es blanca y el día es blanco. Ojo aquí porque no hablo de monotonía. En realidad estoy hablando del infierno y de todas las suposiciones que implica hablar sobre el infierno. Una vez más, estoy en un mundo blanco que no puede ser. Pero lo que si puede ser es la estética de la fuente como esencia también. Sí, qué buen viaje, pero me duele todo y sinceramente no tengo energía para seguir aquí, sinceramente.
Que me juzgue la noche.