no es cuando quieras

american boy. jacuzzi. how chliché 

no eras más interesante que solo voltear al otro lado para ver como el mar no se movía en lo más mínimo, prefería pensar en lo pequeña que era la existencia de todos en el barco comparada con el mar que saber a qué te dedicabas; aún así me interrumpías cada ciertos minutos con alguna pregunta estúpida.

estábamos juntos en el calor del jacuzzi una hora por lo mucho, no contestaba más de dos palabras a tus preguntas más las que fingí no escuchar por el señor que cantaba en la hora de música.

después te encontraba a ti más interesante que a lo otro, me encontraba a mí y a mí lenguaje corporal, interesada, más amiga, convencida que debajo de toda la piel roja por el sol y tus ridículos lentes de sol había alguien interesante.

cuando yo ya quería el tiempo había pasado y ahora ya no nos encontrábamos en el jacuzzi, las horas de cena ya no coincidían  y el cansancio de las excursiones nos separó también de las otras actividades también afectó.

sí cierro los ojos aún te siento, aún escucho tus preguntas sin sentido y aún te veo con tus dad shoes y las calcetas hasta arriba.

ridículamente me gusto un american boy de pies a cabeza, pero cuando yo quise ya no existía tiempo.

Photo by Pierre Wayser