en serio no quiero

Cuando el tiempo se me escurre entre los dedos;

desde el día que te plasmaste en mi memoria

hasta el día que mis recuerdos me derrotaron

y jamás pude sacarte de mi cabeza.

Estás encarnado en mí,

en las nubes cuando me sorprenden y en la tarde cuando me duerme.

Cuando el tiempo se me escurre como lágrimas

te pienso distante;

me duele el pecho y me pesa la respiración;

te quiero cerca,

te quiero irrealmente dentro de mí,

que seamos uno

y termine de pasar el tiempo

de escurrirse

de alojarse

y de esconderse.

Nos vislumbro en el pasado

y te quiero aquí,

a un lado,

siempre a un lado,

eternamente juntos

pero un eternamente que destruya tiempos

que explote

que susurre y se aniquile a él mismo.

Cuando el tiempo se nos escurre,

me entristece el amor

el cariño y los restos de sabor a sal…

Fotografía por Martin Canova

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *