El sobreviviente de los cabellos chamuscados

Invasión lenta, lenta, lenta de hormigas rojas.
Los caparazones de los grillos flotan en cielos púrpuras.
Alas de zopilote.
Encías de antílope en migración.
En la oficina de migración.
En la casa de migrantes.
Y después.
Plantas anaranjadas.
El suelo es arenoso y verde.
Somos pequeños hombres.
Personajes de El Planeta Salvaje.
Canciones de ángeles compuestas por demonios.
Descompuestas por Dios.
Por un Dios descompuesto.
Un hombre hecho pedazos.
La sirenita jamás tuvo hijos.
Adoptó trece mil ajolotes.
Hijos de su vientre de pez.
Amén.
Se nos está acabando el tiempo.

Fotografía: Quentin.Ø’Malley

Guardado en Colaboraciones

Viajero en búsqueda de la aventura que no existe, acampa en desiertos, bosques y selvas. Recorre por las noches las letras de su antigua máquina de escribir para descubrir las narraciones que le son reveladas en el humo que emana de sus cigarros. Lector ávido de un argentino llamado Julio que le ha otorgado el delirio de soñar sobre papel, seguidor de un gringo de nombre Ernest al cual imita en su sed etílica para mostrar la realidad. Poeta de narraciones cotidianas que hace mágicos los objetos con los que convivimos a diario. Conservador de la antigua tradición de narrar lo que le acontece en su día a día sin más afán que el de seguir contando historias. Todo ello se amalgama para crear en su espíritu a un escritor que quiere hacer verosímil lo absurdo del mundo.