El mundo de tu mano

Hoy recordé lo mucho que nos divertíamos juntos, las cosas tontas que nos encantaba hacer.

Me acordé en especial de la vez que fuimos al cine, compramos los tickets, y mientras esperábamos, decidimos que sería una mejor idea caminar al bar que estaba enfrente para tomar un par de cervezas, así que regalamos los boletos a la primera pareja que nos encontramos.

Esa siempre fue una de nuestras citas favoritas, aún recuerdo lo bonita que se veía la ciudad desde aquel tercer piso, y yo no podía ser más feliz porque tenía a la mejor compañía del mundo.

Hubiera recorrido todo el mundo de tu mano.

Fotografía por Marc Gassó

F
Autor

Soulmates never die.