El follaje está loco por ti

Muchos amigos me han contado que sueñan pero yo no les creo. Nadamos todos, eso sí. Nadamos en pisos mojados, en albercas, en cráteres. Nadar es “cógeme, cógeme”, el agua, “ay”, como cuando la sorprendí a ella orinando de pie. La orina cristalina era un chorro de vidrios. El vestido negro lo subía hasta el ombligo y su calzón a mitad de las rodillas, apenas se salvaba de salpicarse. Sé que soy su gorilita prehistórico desde entonces, así me bautizó. A partir de ese momento, la historia del hombre pasa por mis huevos. Lo sé porque que cada que se la meto siento la traslación y la rotación de la tierra sumergidas en la molienda universal. Quizá suena exagerado, pero no lo es tanto. Piensen que 1 es igual a 1, ¿ven? Las mismas cosas no son y son las mismas cosas. Volví a olerle la estrella de su ano, los incipientes pelos de su ahuecada axila: ”Te amo, te amo, el follaje está loco por ti.”

Fotografía: Irena Fabri

Guardado en Colaboraciones
José Luis Bobadilla

Es licenciado en Literatura Latinoamericana (UIA) y pasante de Maestría en Etnomusicología (UNAM). Formó parte del consejo de la revista El poeta y su trabajo dirigida por el poeta argentino Hugo Gola. Ha sido profesor de literatura en la Universidad Iberoamericana, CENTRO y la Universidad del Claustro de Sor Juana. Actuamente dirige la revista Mula Blanca y es editor del sello MaNgOs de HaChA (MdH). Ha publicado Aquí (Poemas. Oak, 2001); Tanto depende de… (Poemas. MdH, 2006); Las máquinas simples (Poemas y ensayos. Tierra Adentro, 2009); y La realidad (Tres nouvelles. ERRR BOOKS, 2015). Preparó y tradujo la antología Grahhr (Compañía, 2005) de Michael McClure y el Wen Fu de Lu Chi (MdH, 2010). Publicó junto con Ricardo Cázares una traducción de Pedazos (MdH, 2010) de Robert Creeley, y ha traducido además a Saigyô, Robin Blaser, Cid Corman, Bei Dao, George Oppen, Tom Raworth y Chris Torrance entre otros. En el 2014 aparecieron en Chile, Veytia (Nouvelle. Editorial Cuneta) y Un mundo, (Poemas. Libros La Calabaza del Diablo). Colabora regularmente en publicaciones nacionales como la revista La Tempestad e internacionales como la revista Sibila dirigida por el prestigioso poeta brasileño Regis Bonvicino.