¿Dónde estás?

Desperté y no estabas…

Te busque y no pude encontrarte. Solo se siente tu presencia en mi pecho, en el fondo…

¿Qué sucedió? Hubo risas, besos, recuerdos. Después, todo se nubló y te quedaste en pausa. No sabías que decir, no querías ni mirarme.

Extraño todo, extraño la forma de sentir. Pero más que nada, te extraño a ti. Me extraño a mí. Nos extraño.

¿Todo siempre tiene un final? ¿Nosotros somos lo que inventamos el final? ¿No sabemos cuidar lo que queremos hasta el final?

¿En dónde estás? Sigo buscándote y no te encuentro.

Ojalá estés bien. Ojalá también me pienses. Ojalá nunca me olvides. 

Fotografía por: Vitalik Sheptuhin