Dialéctica

(Léase en pasado porque ya se rompió).

Tesis
Te amo (con miedo).
Siempre quiero despertar contigo pero no puedo.
No puedo soltar mi vida para unirme con la tuya, perdón pero no logro hacerme a la idea de estar juntos, intento quererte como quieres pero no me sale.
Me exiges más de lo que puedo y quiero darte y me da miedo aventurarme contigo a vivir todo lo que me prometes.
Perdón, te amo pero no puedo.

Antítesis
Me odias.
No soportas que nunca te elija, que siempre prefiera estar con cualquier otro que no me exija y no me quiera tanto como tú, no soportas que no te lleve a mi casa, que tome otras manos y bese otras bocas. Odias que no crea en los cielos que me pintas, que nunca te vaya a hacer el café por las mañanas, que no te persiga cuando te marchas…

Síntesis
Vamos a coger.
Creo que no podemos coexistir en otro lugar que no sea la cama, o el sillón, o el piso.
No me lleves de la mano por la calle, sólo quiero que juntes todo el odio que me tienes y me rompas la ropa. Que me embarres la espalda con maldiciones y me grites al oído que mi indecisión es lo peor que te ha pasado en la vida, que preferirías tomar un café con tu novia a estar cogiendo conmigo.
Márcame todas las noches para que yo te diga que ya me dejes en paz.
Déjame de hablar y guárdate el desprecio en los pantalones hasta que el odio se te escurra por la bragueta. Aléjate y piensa que sí te voy a elegir, que tal vez en diez años, que tal vez en otra vida; ódiame tanto que lo confundamos con amor.

Llámame de vez en cuando, que aquí estaré esperándote…de la mano de otro y con las piernas abiertas.

Fotografía: John Kilar | Instagram