Después de ti

Tenía ya tiempo que no sentía estas cosas de niños; las mariposas en el estómago cuando me tomas de la mano y caminas junto a mi, cuando me miras a los ojos y repites mil veces lo bonita que soy, cuando pasas las yemas de tus dedos por mi hombro descubierto, cuando dices que estás enamorado tanto de mí como yo de ti…

Después de estar bajo un cielo oscuro, llego tu luz a alumbrar mi alma, llego tu paz para calma mis ansias, llego tu diversión para distraer mis miedos, llego tu fuerza para proteger mi cuerpo,

Después de ti, ya no hay nadie más.

Fotografía: secondary images

Guardado en Colaboraciones
Autor

Sarcástica y ridícula. Me gusta el frío, la lluvia y el helado, pero nunca juntos. Mi pasatiempo favorito es hacer todo tipo de pendejadas que te recuerdan que aún llevas un niño dentro.