Desayuno

La luz que entra por la cortina hace que abra los ojos, sólo alcanzo a ver mis tenis en el suelo, no veo otra cosa por que aún no me pongo mis lentes, pero si puedo sentir tu brazo sobre mi cintura, volteo muy despacio para no despertarte, pero sé que aún así me sentirás y medio abrirás tu ojos, sólo para quitar tu brazo y acomodarte.

Sólo puedo mirarte dormir, tan tranquilo, muero por despertarte y desayunarte a besos, caricias, palabras, miradas y mordidas.

Adoro las mañanas a tu lado, mis piernas sobre las tuyas, tu mano sobre mi muslo, besar tu espalda y darte los Buenos días.

Simplemente adoro desayunarte

D.

Fotografía: PJ Wang