Crónicas de Metro Vol. 1

Siempre he tenido la manía de escuchar conversaciones ajenas (o mala costumbre podría decirse) sin meterme en ellas aclaro y empezar a imaginar historias con esas platicas a veces profundas a veces banales que se van contando en aquellos recorridos que emprendo a ninguna parte que hago casi siempre, por lo general cuando utilizo el tan pintoresco sistema de transporte colectivo metro y es que en esos viajes que parecieran interminables escuchas de todo y de todos, así que cuando una conversación parece interesante para mis fines de escritura me coloco los audífonos y finjo escuchar música. En esas charlas ajenas encuentro desde los godines que comentan lo que paso en su jornada de oficina reclamando que «el jefe de tal departamento es un manchado» hasta que si «ya viste que la secre se metió con sutano y le saco el varo para el concierto de no se que banda norteña», están los estudiantes pubertos que portan el tan afamado uniforme de chicharo que me hace recordar mis años en secundaria hablan de fulanita que «tiene unas nalgotas» y el semestre pasado no tenia o que «el examen de química lo reprobaron pero no hay bronca por que al final con un pomo al profe sacan la materia», del otro lado del vagón esta la doña con sus bolsas de yute que trae el mandado acompañada por su comadre que le cuenta todas las historias de la vecindad «que la hija de doña X ya esta embarazada de el hijo de Y pero aun no sabe, aun que todos los vecinos ya» o que «el marido de G lo vieron salir de la cantina cerca del mercado con el chico trans que vive en el 22 muy abrazados» también aquellos jóvenes posmodernistas que hablan sobre la película búlgara que se proyecto en la cineteca y que visten el outfit de moda creyendo que son únicos, para mi todos son iguales la copia de la copia, junto a mi están unos tipos frikies que pareciera estar en su primera salida solos sin su mami, temerosos pareciera que parecen delirios de persecución, hablan sobre una saeta de cosas que no entiendo que si la serie tal esta pro, que el videojuego ese obtuve tanto nivel de no se que, pienso: estos no sirven para mis fines, volteo a otra parte y se escucha una voz por un altavoz «este tren deja de dar servicio, favor de no permanecer ninguna persona abordó» llegamos a la terminal mi manía termino por hoy pero tal vez haga dos o tres recorridos mas o igual haga transborde en alguna estación en busca de mas historias que imaginar.

Fotografía: Giant Weng