Complicaciones dento-sentimentales

Llevo entre los dientes

restos de corazones

con sabor a recuerdo.

 

Con la punta de un palillo

escarbo las encías

en busca de pasado

atorado en la muela.

 

“Caries del alma”,

diagnosticó el dentista,

mientras yo escupía

pequeños fragmentos de

carne ensangrentada

en una palangana

color carmesí.

 

Anestesiado y hambriento

de tu ser y su recuerdo,

recorro desconsolado

las desoladas calles

de esta ciudad.

Fotografía: Liszt Chang

Guardado en Colaboraciones

1990. Psicólogo social en formación y bibliómano de corazón. Escribo, sobretodo, para combatir el desencanto que me produce la realidad.