Código Postal

las ventanas se cerraron tras el ventarrón
de la indiferencia (tu indiferencia.)

las cartas no se enviaron,
más en cambio, se dispersaron por el universo.
(tú eras mi universo.)

los códigos lingüísticos decayeron con el olvido del ser (o no ser), el recuerdo del sí, el olvido del no. y viceversa.

la postal que (te) envié desde lo más profundo de mi tristeza, espero y la conserves; pues, es lo único que tendrás de mí.

aunque, si quieres, podríamos volver a perdernos en el humo de las miradas perdidas.

bajo la luz hostil de las palabras que perdí entre tu orgullo.