Cierra la puerta

Extrañare la calidez que sentía en tu habitación y sentir mas que tu presencia, tu alma jugueteando con la mía al pasar de los días.

Y aunque tu hermana me odie por no quererte como todo el mundo piensa querer, me llevo lo mas preciado de ti.

Gracias por las vueltas en el carro de tus padres, la comida de tu mama que le gustaba compartirla conmigo y que siempre sera la mejor en toda mi vida.

Y sobretodo gracias por saber que el amor puede invocar una guerra de emociones y destrucciones.

Por el ultimo cumpleaños a mi lado, la ultima gota de amor que nos sobraba.

Siempre recordare tu sonrisa impregnada en mi chaqueta.

Fotografía por Michele Vittori