Cartas a Lucia (5)

Cartas a Lucia (5)
Guanajuato, julio 2018
Lucia:
Cuánto y nada, pasa el tiempo, te odio y no me importa que te importe. Esto que siento es absoluto he incomparable, es un maldito odio que me vuelve loco, loco de pensar en por qué te has dejado todo esto de la manera más estúpida he infantil posible, te odio tanto que te deseo que aún así te amo, es una maldita enfermedad el quererte como te quiero.
Lucía te recuerdo día a día, noche a noche, extraño tu voz, tus manos, extraño esa maldita manía de darle interés a mis cosas de saber que te importe muy poco pero a la vez te importe mucho
No me importa que creas que estoy loco, loco de amor, estúpidamente loco de amor, loco por estar a tu lado de saberme querido, loco de que tú me quieras.
Me importa un comino si te ríes leyendo estás estupideces que llegan a ti. Me importa un maldito comino que me creas infantil por sufrir de amor.
He leído ese libro que te regalé, si, el de Rosario. Noté que ese poema, “ajedrez” estaba marcado en rojo. lo leí y lo leí muchísimas veces no entendía por qué estaba así. Crees que lo nuestro fue así?
A ratos no amamos y en otros no odiábamos. pero lucia?, Siento que esto también fue tú culpa muchas veces discutimos por estupideces, por qué sentirte tan mal?. Por qué no cedías cuando te lo pedía a gritos.
Disculpa Lucia, pero fuimos tan estúpidos.
Mi vida ha dado un giro impresionante, la universidad y mis alumnos me han enseñado algo diferente día a día, no se por que le tuve miedo a todo esto. Al principio me mostré extraño incluso en ocasiones eche a perder las clases, se me olvidaban cosas tan básicas como exponer ideas de escritores que más he seguido pero me acostumbré, dicen que a todo se tiene que acostumbrar el ser humano, no crees? Tal vez en algún momento me acostumbré a no tenerte
Ahora no tengo a quién querer, te sigo queriendo, crees que aún existe sentimiento hacia mi?
Por ahora te dejo Lucia. Te escribiré próximamente.
Te quiero y te odio Lucia.

Fotografía por Patrick Liebach