Canibalismo social

El canibalismo, ese suceso considerado tan bárbaro. ¿Humanidad consumiendo humanidad? Sí. Se habla de eso como un pasado imborrable, pero poco mencionado y tolerable. Alude a los actos más bárbaros y despiadados que los seres humanos llevaron a cabo hace cientos de años…¿Cometieron? ¿Pasado?

No lo creo. 2019, canibalismo social pleno. Nunca se fue, sólo se transformó.
Nuestros días pasan entre el vaivén del captar y reaccionar, no podemos imaginarnos sin estar necesariamente inmersos en sociedad, ya no después de estar al menos alguna vez.
Nos seguimos consumiendo. nuestras pautas sociales, culturales, morales, políticas y todas las referentes las seguimos reproduciendo de manera muy internalizada. Pareciera que el proceso se agrava, que nuestra necesidad de consumirnos como seres que son útiles es cada vez más vil y descarada, es incluso, lo normal.
No me como un pedazo de tu muslo o de tu pierna, ahora es más efímero; te utilizo, te critico, te juzgo, te pisoteo, te llamo únicamente para tener sexo, te busco únicamente para llenar por momentos el vacío que poseo, te hago llorar y te culpo porque «fue cosa tuya», te hago trizas emocionalmente, alimento mi ego extrayendo tus vitaminas… y finalmente, después de que te consumí y utilicé, te deshecho, como a las sobras de la comida.

El canibalismo, este suceso ahora social, ya no considerado bárbaro.
Humanidad consumiendo humanidad.

Fotografía por Missy Prince