Café con leche cósmico

Cuando te conocí mencionaste que el color del universo sería como el café con leche, nunca había escuchado tal cosa.

Tenías un suéter blanco con azul y eras todo un desconocido con una voz atractiva que quería seguir escuchando.

Te he extrañado desde aquel día que me dijiste en el puente que me querías y yo te advertí de mi inevitable obsesión con las personas.

Te he extrañado desde que me contaste ese chiste gracioso y luego siguió uno mio, como de costumbre terriblemente malo.

He estado soñando contigo,anoto mis sueños, intento guardar cada detalle.

Tú sonrisa de lado a lado.

Tus ojos cerrados.

Tu labio inferior atrapado por tus dientes.

Tu expresión cuando estás excitado.

Tu cabello despeinado.

Tus ojos bien abiertos, buscando los míos.

Te he estado guardando, en mis ideas, en mis pensamientos, en mis sueños.

Apareces y volvemos a empezar.

Regresa pronto.