Cactus

Intenté escribirte una carta pero por supuesto que no lo hice por que pese a las mil y una que te he escrito jamás he sentido una verdadera fascinación por las mismas de tu parte, más que la reacción que el momento ameritaba, así que preferí escribirlo en una nota culaquiera más en mi celular, me duele el alma ver que…. es mentira, si me duele, pero pensándolo bien, lo merezco.

Fotografía por Martin Canova