Brigitte Laverne

Recuerdo muy bien ese roadtrip por la costa del pacífico, tú y tu manía de cantar synth pop como alabanza de mediodía. Recuerdo que te gustaba repetir las canciones de Brigitte Laverne. Conducías y me cantabas “Take me to your favourite place, your favorite part of the city and your favourite café”.
Fue la única vez que te vi tan feliz.
Pasamos toda la semana en Bahía de Banderas, de bar en bar, cantando en karaokes las canciones que nadie se atrevería a cantar.
Fueron las únicas veces que te vi bailar.
Recuerdo que estabas fascinado por seguir conociendo nuevos lugares; te recuerdo extasiado, me recuerdo exhausta.
Recuerdo los besos en tu coche. Recuerdo las peleas nocturnas. Recuerdo el lunar en tu cuello. Recuerdo las llantas ponchadas. Recuerdo las risas por eso. Recuerdo la música de timecop1983. Recuerdo el día que nos llenamos de souvernirs. Recuerdo las llamadas perdidas. Recuerdo mis lagunas mentales durante el viaje. Recuerdo los lugares.
Recuerdo todo.
Tú y los viajes.
Tú y los atardeceres.
Tú y Brigitte Laverne.
Yo dedicándote Phoebe’s Room.