Breve descripción de la muerte

Me busqué en la habitación contigua
a la vida; un poco antes de la muerte.

Exhiliarla nunca fue una verdadera opción,
uno sabe que siempre regresa.

La muerte no muere, vive; matar le da
vitalidad.

Se esconde tras la puerta de la esperanza,
lucha contra la vida, victoriosa.

Es la reina de los mil disfraces: cáncer,
neumonía, sida, cólera y más.

Es la omnipotente, de la que nadie escapa;
mano derecha de Dios, amiga de los verdugos.

En el abrazo mutuo y su manto asfixiante
todo habrá acabado.

En el juicio final, desterrados de la vida,
avanzamos sin saber a dónde iremos.

El paraíso o el infierno, nada importa
si el final es el mismo.

Muerte, ven y líbranos de todo mal.

Fotografía: Catherine Lemblé